miércoles, 18 de diciembre de 2013

¿Golpe de Estado? El marketing César MIlani

¿De quien?  Y ¿ Contra quién ?





                             



Algunos chicos perciben la posibilidad de un golpe de Estado.Si hubiese sido en otro momento, bueno...

 Primero dudabas, después tenías la certeza; pero a partir del olfato.

Porque era eso, el olfato, el que te guiaba.

En éste momento el asunto pasa por otro lado.Por el de la promoción, del marketing de la figura ¨deseable¨





 Ya que la desvencijada estructura militarista, se hizo pomada o fue necesario hacerla pomada.



Menem lo hizo.



                                   





O sea, no es el gobierno de Cristina, con César Milani al costado- ni el intento de construcción de una variante militarista que se adecue  a la  ¨democracia¨ - quienes son los herederos  de la dictadura del 76.


Quiero decir,  la preservación de las facultades del  Estado a través del ejercicio gubernamental ,da como resultado el sostenimiento de la misma estructura que utilizara el mecanismo estatal para avalar a la dictadura genocida; aunque, como es lógico, con ligeras variantes.








Para Alejandro Horowicz, la población empobrecida  por  efecto de una economía parasitaria, tiene ¨la referencialidad¨ derivada de la dictadura. 


Los grupos de tarea, serían las bandas organizadas.O, para decirlo de otro modo, los motociclistas que funcionaban organizadamente.

Como podrá leerse, Horowicz tiene una curiosa forma de pegarse a la película oficialista. 

Lo cual implica  que al mencionar el origen de la estructura policial dejada atrás  por las fuerzas armadas genocidas ,deja sentado que el gobierno nacional y los provinciales no se vieron favorecidos por la utilización de dicho recurso debido a la imposibilidad de contar con un contralor, o con un poder represivo mayor, que pusiera orden y organización en las fuerzas bajo su control; incluida  la policial.


La linea argumental del periodista de Infonews, es reforzada por la consideración relacionada con el halo ¨democrático¨que debería sobrevolar la cabeza de esas supuestas  fuerzas armadas de ¨carácter¨democrático. 








 El maniqueísmo de Horowicz está a la vista: la población sumida en la miseria fue la encargada de organizar, a través de grupos , la punta de lanza de su embestida saqueadora.

La salvación, vendría con posterioridad a la consolidación de las ¨fuerzas armadas democráticas¨

Como cierre del artículo, concluye que¨ Sin reconstruir democráticamente las Fuerzas Armadas, sin modificar su patrón de selección y formación, sin ese contrapeso real  las policías provinciales siempre terminarán teniendo el recurso del autoacuartelamiento.  Y es preciso poner un límite de Estado, no de partido, a una política tan peligrosa.¨








En sustancia, volverán a darse los saqueos monitoreados por la policía y por las banda armadas desarrolladas  por los saqueadores, quienes atraviesan la realidad  como herederos directos de : los operativos de la dictadura del '76, el comportamiento de los grupos de tareas, la lucha "contra la subversión apátrida".



 Este hombre ¿no merece que lo aplaudan ?




Publicar un comentario en la entrada